Canal

domingo, 1 de marzo de 2015

Erotizando el cuello


Cuando pensamos en caricias eróticas que resulten como un elíxir calenturiento, juramos que tenemos que dirigirnos hacia los genitales. Gran error. Somos como una cadena de circuitos de sensibilidades conectadas. El arte está en encontrar nuestras conexiones. Y aunque cada cuerpo es un mapa de posibilidades personales, compartimos puntos anatómicos. El cuello es uno de ellos. 
Y puedes dedicarle una sesión de caricias y roces manuales y orales para enviar placer al resto del cuerpo.

El rey de los puntos eróticos del cuello está en la parte trasera, desde la nuca donde la columna vertebral se une a la cabeza. Posee la capacidad de enviar las sensaciones por toda la espina hasta el cóccix. Susurrar ahí, acercándote poco a poco extra erotizará ese punto. Una vez que esa primera sensación pasa, puedes deslizar tu lengua o dar toques de labios estilo ventosa hasta el nacimiento del cabello y bajando de nuevo. Con los dedos, roza la garganta y sube hasta el inicio de las orejas.
Ahora aplica una ligera presión de labios (no mordida) en uno de los hombros y ve subiendo por el cuello aumentando la intensidad sin que resulte doloroso pero sí genere una sensación de aprisionamiento.
Continúa estimulando de frente. Permite que tu lengua viaje desde la clavícula hasta la barbilla combinando con algunas succiones muy ligeras con tus labios. Durante estas caricias toma su cuello con ambas manos, colocando tus pulgares debajo de los lóbulos de sus orejas. Ahí gíra los pulgares y alterna moviendo los dedos de una mano sobre su nuca como emulando el toque de un piano.
Recuerda que todas las caricias son suaves y aunque aumenten la intensidad, evita traumar la zona o sea, hacer esos horrendos chupetones que además de lucir horribles, son acumulaciones de sangre y no tan inofensivas como creemos. 
Prepara tu lengua, tus labios y tus manos. Explora, encontrarás rincones y pequeños huequitos que nunca habías descubierto. La piel del cuello suele ser suave, guardar calor y nuestro aroma. Toda una tentación. Imaginarás todo lo que puede suceder después de esas caricias tan perfectas.

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...