Sigueme en Face

Top 10: Youtubers favoritos de los Gays

sábado, 18 de abril de 2015

Videojuegos Eroticos para gays!

Stick Shift, el juego de PC “masturbarte” con tu coche

Del creador del videojuego de chupar polos de forma sexy llega ahora el primer título que te pondrá atener “sexo” con un coche y sin guardar relación con ninguna de las película de A Todo Gas. Os presentamos Stick Shift.
Robert Yang es el diseñador tras esta creación que monta al jugador en un vehículo al que debe excitar (por extraño que suene) controlando elementos como la caja de cambios con movimientos de clara índole sexual.
El protagonista reaccionará con gestos en su cara que desvelan cómo está avanzando la situación con el vehículo, como puedes ver en este vídeo de una experiencia que su creador define como “autoerótica“.
Todo lo que necesitas para jugar a este juego es un PC, tu ratón y algo de imaginación, además de un rato libre para echarte unas risas viendo la cara de satisfacción de su protagonista, que debe ser familia del chupador de polos.
Lo puedes jugar gratis descargándolo por aquí.

El juego de chupar polos de forma sensualsucculent-is-the-juisciest-popsicle-sucking-game-youll-play-all-year-1421223944459

Succulent, un pequeño videojuego o experiencia interactiva, según lo denomina su creador, el diseñador Robert Yang, que consiste en ver a un hombre a pecho descubierto chupando un polo helado.
El juego viene a ser una crítica a los estereotipos habituales del perfil del hombre homosexual en Norteamérica plasmado por las películas y los videoclips musicales: barbudo, con gafas, fuerte y con el torso desnudo.
Yang hace referencia llamado “homo hop”, esto es, el hip hop cantado por gais y opuesto al hip hop tradicional que en ocasiones incluye mensajes contra este colectivo, y critica que el perfil homosexual que se muestre sea siempre el mismo.
¿Cual crees que es la meta?¿el reto?  Evalualos y luego nos cuentas…

miércoles, 15 de abril de 2015

¿Como salir con un closetero y no morir en el intento?


032615_Closet_Rico_imagen 3

Salir del closet no es fácil. En especial para los hombre de treintaytantos para arriba que vivieron su primera juventud en una época donde la gente gay no tenía tanta visibilidad como la tiene en la actualidad. Sin embargo, el avance de las leyes igualitarias y la mayor aceptación de la homosexualidad a nivel mundial hace posible que en nuestras sociedades occidentales de hoy en día se pueda vivir abiertamente como hombre gay..

Sin embargo, aún hay mucha gente de diversos orígenes y edades que sigue viviendo su vida adentro del armario. Las razones son de todo tipo: familias religiosas y/o conservadoras que no tolerarían un hijo homosexual, miedo a la no aceptación del entorno social, cuestiones profesionales y laborales que podrían peligrar al declararse como gay, entre tantas otras.

Aquellos que sí deciden llevar una vida abierta acerca de su sexualidad tienen que lidiar con la posibilidad de iniciar una relación con alguien que vive ocultando su orientación sexual. Aquí es donde surgen los primeros problemas cuando los miembros de una pareja se encuentran en desigualdad de condiciones.

Es difícil llevar adelante una relación sana y exitosa cuando uno de los dos no está fuera del armario. El otro debe tolerar no poder hacer demostraciones de afecto en público, no conocer al entorno familiar y de amigos de su pareja, tener que estar mintiendo y ocultando la verdadera naturaleza del vinculo, entre muchos más obstáculos..
El periodista y activista gay neoyorquino Michael Musto recientemente publicó en la revista Out una columna en la cual rememoró una relación con un hombre que no estaba asumido como homosexual. Luego de relatar las dificultades que le había causado esta experiencia, dejó su consejo para los lectores.

“Si te encuentras atrapado en una situación similar, no creo que necesariamente debas salir corriendo, especialmente si crees que existe una esperanza de cambio. No asumas que su reticencia no pueda debilitarse con tiempo y apoyo. Si tienes la paciencia de tentar a tu novio a salir de las puertas cerradas de su closet, entonces hazlo. Pero si crees que la cerradura de su armario es inviolable, entonces no deberías tolerarlo. Salir con un enclosetado realmente puede desgastar tus nervios, especialmente cuando hay tantos otros chicos dispuestos a tomar tu mano en público. Dile adiós hasta que esté dispuesto a despedirse de su closet”.
¿Cuál es tu situación al respecto? ¿Estás fuera del closet? Si es así, ¿tolerarías estar de novio con un chico que no está decidido a abandonar su comfortable armario?

lunes, 13 de abril de 2015

¿Te atraen los criminales?



¿Qué es la hibristofilia?

Hibristofilia es el nombre con el que se conoce a la parafilia en la que un sujeto alcanza la excitación y el placer sexual al tener un compañero íntimo que ha cometido un crimen. Se le conoce popularmente como el síndrome de Bonnie & Clyde en alusión a la célebre pareja de delincuentes estadounidenses. Existen dos tipos:

pasiva; el sujeto no interviene en las fechorías

activa; el sujeto toma parte en los hechos ya sea incitándole a cometerlos o planeándolos e incluso ejecutándolos junto a su pareja.

Las  parafilias pueden considerarse algo negativo cuando producen un daño a terceros, a nosotros mismos o tienen un carácter desmesurado u obsesivo. La hibristofilia sí cae en esta categoría ya que hay víctimas involucradas. 

sábado, 11 de abril de 2015

7 razones para NO cederle el asiento a una mujer


7 razones para NO cederle el asiento a una mujer

1. LAS MUJERES NO SON INÚTILES
En primera instancia, una mujer sana, físicamente es tan resistente como un varón a la hora de ir parada en el transporte público, no se va a romper a pedazos ni se va a cansar más que tú (el cansancio depende de cada quien, sin importar el sexo), es por eso que vamos al segundo punto

2. LOS HOMBRES TAMBIÉN SE CANSAN
Son humanos ¿no? . No son seres con poderes ni mucho menos, son tan humanos como una mujer, también se cansan, también tienen derecho de ir desvelados, no malinterpretes si vas parada y un hombre va durmiendo en su asiento, y si eres varón, no te sientas mal, recuerda que sin importar el género, todos nos cansamos y tú tienes ese derecho.

3. LOS HOMBRES TAMBIÉN SE ENFERMAN Y TIENEN NECESIDADES
Muchas mujeres malinterpretan si un varón no les cede el asiento, pero te has puesto a pensar: ¿y si le duele la cabeza? ¿y si tiene algún desgarre muscular? ¿Y si se siente mareado? ¿Y si tiene ganas de ir al baño?  Ellos también sufren.

4. PAGASTE TU DERECHO A OBTENER EL ASIENTO
Amigo, nadie te está regalando el asiento. Si la mujer va parada a un lado de tu asiento, no te sientas mal, tú te ganaste antes que ella ese asiento, y no fue gratis (a menos que seas amigo del chofer). Tú obtuviste dicho derecho, y cuando alguien obtiene sus derechos, hay justicia.

5. NO HAY QUE MALACOSTUMBRAR A LA SOCIEDAD
Si cedes el asiento, prepárate a seguir bajo el yugo de la inequidad y para revocar tus derechos y suprimir tus necesidades (portarte como superhéroe a sabiendas de tu malestar estomacal, dolor de cabeza, etc). No permitas que la caballerosidad se vuelva un protocolo inalienable.

6. NO VAS A QUEDAR BIEN ANTE NADIE  
Usualmente, ceder asientos es más que nada querer quedar bien ante una veintena de personas a las que jamás verás otra vez, y si tu objetivo es quedar bien ante una exhuberante dama que va parada, piénsalo dos veces, pues no creas que por ceder el asiento vas a ligar, ella no te dará sus datos ni ningún beso, sólo aprovechará la oportunidad de ir cómoda sin voltearte siquiera a ver cuando ella deba bajar. Éste punto es referente a aquellos varones que quedan impresionados ante el físico de una mujer que va parada.

7. SE PUEDE MALINTERPRETAR
Muchas mujeres aún tienen la creencia de que si cedes el asiento quieres algo más. ¡Aguas!

jueves, 9 de abril de 2015

Ser indígena y homosexual


discrimina2

Parecería una doble victimización: en México y de acuerdo con la última Encuesta Nacional sobre Discriminación, los indígenas y los homosexuales son los grupos mayormente discriminados, lo cual se ve reflejado en todos los actos aberrantes de los que nos enteramos a diario en las noticias, tanto contra nuestros hermanos indígenas como en los crímenes de odio contra homosexuales.
Lo que es peor: parece que ambos grupos se discriminan entre ellos de forma casi natural, pues mientras entre los gais es muy común que se escuchen frases peyorativas contra los indígenas (“pareces indio”, “está bien prieto”, “a ese lo bajaron del cerro a tamborazos”), en muchas comunidades indígenas –salvo honrosas excepciones –la discriminación hacia los homosexuales está bastante arraigada, al grado de que no solo se segrega a estas personas sino incluso se les mata.
Y sin embargo, uno de los primeros apoyos que en este país se dieron al tema de la homosexualidad nació de un grupo indígena, en específico del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), que durante su irrupción en la escena nacional en aquel histórico año de 1994, sorprendió con un personaje nunca antes visto, ni en esa, ni en revolución civil anterior alguna: la coronel Gisella, un transexual chiapaneco que desfiló entre las filas de los rebeldes.
Revolucionarios como solo ellos, los zapatistas y en especial Marcos, enviaron mensajes inéditos en este país, que hasta antes de ese movimiento continuaba manteniendo en el anonimato el apoyo a los diversos. Dentro de su exclusión y su olvido, el movimiento indígena supo incluir muy bien a otros grupos segregados de aquel México –que sigue siendo el de hoy –y hermanó en su discurso al otro rostro de la discriminación en el país: el de las lesbianas, los y las bisexuales, los chicos y chicas trans, los homosexuales.
Esta inclusión se vio coronada en la carta de apoyo que envió elsubcomandante Marcos al movimiento #LGBT del país durante la Marcha del Orgullo Gay de la Ciudad de México en junio de 1999. Aquí un fragmento de esa histórica carta.
“¿De qué tienen qué avergonzarse lesbianas, homosexuales, transgenéricos (sic) y bisexuales?
Nada hay que esconder. Ni la preferencia sexual ni la rabia por la impotencia ante la incomprensión de un gobierno y un sector de la sociedad que piensan que todo lo que no es como ellos es anormal y grotesco.
¡Que se avergüencen quienes roban y matan impunemente siendo gobierno!
¡Que se avergüencen quienes persiguen al diferente!
Pero no sólo participan en este día de lucha quienes se pueden hacer ver y oír.
Muchas y muchos tienen que ocultarse -a veces de sí mismos-, pero no por ello renuncian a un derecho que es de todo ser humano: el del respeto a su dignidad, sin importar su color de piel, su lengua, su ingreso económico, su cultura, su creencia religiosa, su ideología política, su peso, su estatura o su preferencia sexual.
Para quienes están presentes en esta movilización, nuestra admiración por su valentía y audacia para hacerse ver y oír, por su ¡ya basta! orgulloso, digno y legítimo.”
¿Cómo la ven #CompañerosDeGremio?  ¿Tenían ustedes conocimiento de esta carta? ¿Sabían que el movimiento gay en México está íntimamente ligado con elmovimiento zapatista? ¿Creen ustedes que travestis y transexuales, homos yliváis, son muy diferentes de la señora que se sube al metro con un reboso y un niño en la espalda, o del muchacho que sale de su casa con huaraches y sombrero para vender sus verduras en el mercado?
Es indigno que los homosexuales quieran reivindicar un poco la discriminación que sufren, discriminando a su vez a otros grupos sociales. Por eso me molesta tanto cuando escucho a un gay refiriéndose de forma despectiva a alguno de nuestros hermanos indígenas.
Espero que esto les quede muy claro y que para la próxima Marcha Gay de Puebla, se den un espacio de reflexión para pensar en las veces que sin querer o queriendo, hemos excluido.   

domingo, 5 de abril de 2015

I trust you, Do you trust me?

Cada dia es mas normal pasar desapercibido por miedo y desconfianza, vivimos en una epoca en la cual dicen que no podemos confiar ni en nuestra sombra, pero creo que aun hay gente que quiere hacer las cosas distintas, hay que volver a creer y confiar en la humnaidad.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...