Canal

miércoles, 15 de abril de 2015

¿Como salir con un closetero y no morir en el intento?


032615_Closet_Rico_imagen 3

Salir del closet no es fácil. En especial para los hombre de treintaytantos para arriba que vivieron su primera juventud en una época donde la gente gay no tenía tanta visibilidad como la tiene en la actualidad. Sin embargo, el avance de las leyes igualitarias y la mayor aceptación de la homosexualidad a nivel mundial hace posible que en nuestras sociedades occidentales de hoy en día se pueda vivir abiertamente como hombre gay..

Sin embargo, aún hay mucha gente de diversos orígenes y edades que sigue viviendo su vida adentro del armario. Las razones son de todo tipo: familias religiosas y/o conservadoras que no tolerarían un hijo homosexual, miedo a la no aceptación del entorno social, cuestiones profesionales y laborales que podrían peligrar al declararse como gay, entre tantas otras.

Aquellos que sí deciden llevar una vida abierta acerca de su sexualidad tienen que lidiar con la posibilidad de iniciar una relación con alguien que vive ocultando su orientación sexual. Aquí es donde surgen los primeros problemas cuando los miembros de una pareja se encuentran en desigualdad de condiciones.

Es difícil llevar adelante una relación sana y exitosa cuando uno de los dos no está fuera del armario. El otro debe tolerar no poder hacer demostraciones de afecto en público, no conocer al entorno familiar y de amigos de su pareja, tener que estar mintiendo y ocultando la verdadera naturaleza del vinculo, entre muchos más obstáculos..
El periodista y activista gay neoyorquino Michael Musto recientemente publicó en la revista Out una columna en la cual rememoró una relación con un hombre que no estaba asumido como homosexual. Luego de relatar las dificultades que le había causado esta experiencia, dejó su consejo para los lectores.

“Si te encuentras atrapado en una situación similar, no creo que necesariamente debas salir corriendo, especialmente si crees que existe una esperanza de cambio. No asumas que su reticencia no pueda debilitarse con tiempo y apoyo. Si tienes la paciencia de tentar a tu novio a salir de las puertas cerradas de su closet, entonces hazlo. Pero si crees que la cerradura de su armario es inviolable, entonces no deberías tolerarlo. Salir con un enclosetado realmente puede desgastar tus nervios, especialmente cuando hay tantos otros chicos dispuestos a tomar tu mano en público. Dile adiós hasta que esté dispuesto a despedirse de su closet”.
¿Cuál es tu situación al respecto? ¿Estás fuera del closet? Si es así, ¿tolerarías estar de novio con un chico que no está decidido a abandonar su comfortable armario?

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...