Canal

martes, 24 de marzo de 2015

El secreto de la gran Autoestima



Nuestra autoestima o confianza es uno de los elementos más importantes para poder lograr nuestros propósitos. Sin ella, solamente estaremos en la parte de las inseguridades y miedos y, con base a eso, nos quedaremos estancados en cosas personales o profesionales que no queremos lograr.

1. Vivir conscientemente: Supone enfrentar la vida asumiendo una actitud proactiva. No limitarse a resolver los problemas, sino salir a su encuentro. Se trata de aceptar los errores, corregirlos y aprender de ellos. Vivir conscientemente implica ser reflexivos y conocernos profundamente, sabiendo por qué tomamos unas decisiones en vez de otras. Significa reconocer nuestras debilidades, pero también nuestros valores.

2. Aceptarse a sí mismo: Es imposible que logremos amarnos si no nos aceptamos completamente, con nuestras virtudes y defectos. Sin embargo, cuando nos aceptamos logramos reconciliarnos con nosotros mismos y también reconciliarnos con los errores del pasado. La aceptación es clave para reforzar la autoestima. Obviamente, la aceptación no implica que no estemos dispuestos a mejorar sino a que comprendamos nuestros límites, logros y fortalezas.

3. Autorresponsabilidad: Significa que comprendemos y aceptamos que somos responsables de nuestros comportamientos y decisiones, así como de nuestros deseos, valores y creencias; lo cual también implica que somos responsables de nuestra felicidad. Esta actitud nos permite dejar de culpar a los demás, tomar las riendas de la vida y concentrarnos en lograr nuestras metas.

4. Autoafirmación: Implica respetar nuestras necesidades, valores y sueños, buscando alternativas de comportamientos que sean congruentes con lo que pensamos, sentimos y deseamos. Significa que nos tratamos con respeto y que nos mostramos tal cual somos porque no sentimos la necesidad de cambiar tan solo para agradar a los demás por miedo a su rechazo.

5. Vivir con propósito: Comprendemos que nuestra felicidad y decisiones no están a merced del azar o de otras personas, sino que dependen de nosotros mismos. También implica ser capaz de identificar y poner en práctica todas las acciones imprescindibles para tomar las riendas de nuestro destino. Vivir con propósito es utilizar nuestras aptitudes para lograr algo que realmente nos apasiona y satisface.

6. Integridad personal: Es la integración de creencias, valores e ideales con nuestro modo de actuar. Implica comportarnos según lo que creemos, siendo congruentes con nuestras ideas y formas de ver el mundo. Cuando no seguimos nuestras convicciones y nos contradecimos, nos venimos abajo y nuestra autoestima termina quebrándose.

Por último queremos que pongas en práctica un ejercicio que sirve para lograr la aceptación, consiste en pararse desnudo frente a un espejo, mirarse desde los pies a la cabeza, sin llegar a sentir repudio y demostrando amor por cada rincón del cuerpo.

Con Info de http://www.elpradopsicologos.es/

2 comentarios:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...