Canal

sábado, 9 de mayo de 2015

El color del semen revela tu salud

El color y la textura del semen pueden verse alterados por muchos factores. Ésta es una de las tantas preguntas o inconvenientes que pueden surgir cuando los hombres empiezan a notar cambios en la textura y el color de semen.
Debo aclarar de entrada que es posible que tanto la “forma” o textura del semen, y su color, puedan verse afectados por lo que se ingiere, no solo ésto afecta sino que también otros hábitos como el consumo de alcohol, el estrés, una alimentación rica en grasas saturadas o en azúcares refinados, y lo que podríamos llamar como abstinencia o “falta de eyaculación de manera constante”, afectan de igual manera.
Normalmente, en la mayoría de los casos, el color del semen es blancuzco o grisáceo y de textura viscosa o, cuando se eyacula de manera constante, a veces tiende a salir de un color casi transparente y por ende muy líquido. Todo esto podría considerarse como “normal”, dentro de la parte visual.
220px-Semen-sperma
Cuando hay “abstinencia”por un período considerable de tiempo (varía según cada quien) en cuanto a las relaciones íntimas u otras “técnicas” para eyacular, como la masturbación, una vez se eyacula después de este período, el semen tiende a salir de un color “amarillo claro”, y de textura “grumosa” o un poco más sólida de lo considerado normal. Esto puede considerarse algo normal, siempre y cuando no haya un dolor “anormal” durante la eyaculación como tal.
Si hay algún tipo de dolor y el semen es amarillo o verdoso, es posible que se deba a una infección o que el semen esté acompañado de algo de orina, lo cual es algo bastante anormal e inusual. En el caso de haber orina y, si hay infección, puede ser peligroso tanto para el hombre como para la mujer en caso de que la eyaculación sea dentro de la vagina. Sin mencionar otros “fetiches”.
Cuando el semen sale de un color rosado o tirando a marrón, es posible que la eyaculación esté acompañada de algo de sangre, lo cual es algo totalmente anormal y a la vez peligroso, y requiere de exámenes médicos en el menor tiempo posible.

Otros aspectos que alteran el color y la textura del semen.

Es posible que algunos suplementos proteicos lleguen a tener dentro de sus componentes, alguno que afecte el color y/o la textura del semen. Exactamente no sabría decirles qué tipo de químicos podría llegar a alterarlo. No obstante, éste es un factor muy raro e inusual para llegar a cambiar el color o textura normales del semen.
Principalmente la textura y el color del semen pueden cambiar por la falta de eyaculaciones constantes. A veces sucede que cuando se entrena de manera muy intensa en el gimnasio, por varios días, nuestra libido y los niveles de testosterona puede tender a bajar un poco. Entonces el color como tal se ve afectado por esta “inactividad eyaculatoria”, y la textura que tiende a ser un poco “grumosa”, puede deberse a bajas en la testosterona.
Todo ésto podría evitarse con una alimentación completa adecuada y correctos descansos tanto después de entrenar como en aquellos días en que sabemos que debemos descansar de las pesas. Lo que sucede es que a veces somos “buenos masoquistas” y no quisiéramos faltar un solo día a nuestros entrenos, y esto además de los mencionado con el semen, también puede causar fatiga muscular, alteraciones y merma en la calidad del tejido muscular, baja de defensas y desórdenes hormonales.
Otros hábitos o factores, que pueden alterar de manera positiva o negativa el color y la textura del semen: La obesidad, diabetes, entre otros de manera negativa. Una práctica constante y “moderada” de ejercicios bien sea en el gimnasio con las pesas, algún deporte, etc, y una buena y “sana” alimnetación, pueden afectarlo de manera positiva. Además está la parte de la fertilidad con el conteo de espermatozoides que se ven afectados de igual manera para bien o para mal según los hábitos de la persona.
Si notas algo anormal en el semen, muy probablemente se deban a los otros factores mencionados.
Articulo de Nacho

1 comentario:

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...